Historia de Isla Mayor antes de la segregación.

1. ANTECEDENTES.
El río Guadalquivir en su curso bajo se extiende por una zona de marismas en el triángulo que forman las ciudades de Cádiz, Huelva y Sevilla. Actualmente la marisma sevillana tiene 112.136 Has, de las que 29.770 Has (26’54%) corresponden a la Isla Mayor, situada al suroeste de la provincia y en la misma dirección que el curso bajo del Guadalquivir. En este enclave, la Isla Mayor, con sus largas planicies de desniveles casi inapreciables, rodeadas por brazos del río y desecados en muchos de sus tramos, no podemos reconocer actualmente su configuración de isla fluvial y su naturaleza procedente de un desaparecido ecosistema marino.
Hace unos 5.000 años las aguas torrenciales del río Guadalquivir desembocaban cerca de Coria del Río. La marisma se encontraba entonces sumergida bajo un extenso mar, donde se entrelazaban el Mediterráneo y el Océano Atlántico. Poco a poco la corriente del Atlántico fue formando una duna costera que con la fuerza de los vientos de suroeste llegó hasta Sanlúcar de Barrameda formando un lago, llamado por los romanos “Ligustino”, que con el relleno de los arrastres del río y un cambio de clima fue perdiendo profundidad.
Empezaron a emerger en marea baja o durante el verano, al evaporarse las aguas marinas, tierras fangosas, encharcadizas, peligrosas de transitar porque no soportaban en muchos lugares el peso de personas o animales que desaparecían sin dejar rastro.
La marisma se fue convirtiendo en un espacio natural, tierra nueva, dominio de nadie, fuente de recursos para los pobladores limítrofes que vivían de la abundante pesca, la caza y la práctica ganadera.
Pero el Guadalquivir con un caudal regular de unos 10 m3/seg podía sobrepasar los 10.000 m3/seg durante sus habituales crecidas y ser comparado con el río Ganges, inundando completamente la marisma y destruyendo su ganadería. Las Islas del Guadalquivir fueron célebres por sus praderas siempre verdes, donde ya en el siglo IX los árabes practicaban la cría de caballos para fines militares y ensayaban los primeros cultivos de arroz fracasados por la fuerza de las mareas.
63
25 ANIVERSARIO
Desde que la Isla Mayor (Captor) fuera concedida en 1.253 por Alfonso X “el Sabio” a la Ciudad de Sevilla fueron aprovechadas las “hierbas de las Islas”, “las cenizas de los armajos” (el jabón), “la pesquería”. Con los Reyes Católicos incluso llegó a ser arrendada para costear la prolongada guerra de Granada.
A la Isla Mayor acudían ganados de todos los pueblos de la provincia y de otros lugares como Extremadura por caminos reales y veredas que desembocaban en el lugar que hoy llamamos “puente de la Isla” donde se encontraba el pasaje de la barca de San Antón (“Patrón de ganaderos y jaboneros”), única entrada a la isla.
Las extensas y desnudas llanuras marismeñas, sin arbolado, desprovistas de natural abrigo, abandonadas de todo remoto poblado, se fueron poblando en las vetas de chozas y hatos de pastores, vaqueros y gañanes. En torno a estos humildes refugios fueron naciendo los primeros sembrados forrajeros de trigo, cebada, habas,… Ya en los siglos XV y XVI las siembras de melones en las márgenes del río tenían la fama de ser “los mejores de la tierra”.
La privatización de la Isla Mayor se inició a principios del siglo pasado con la venta de algunas porciones de tierra a particulares influyentes. Los despojos más significativos fueron las concesiones reales de 3.000 aran-zadas (La Abundancia y la Vuelta del Cojo) a Fernando Sierra, del comercio de Cádiz, que pasaron posteriormente a manos de Joaquín de la Concha y Sierra. Y el resto de la Isla Mayor, más de 20.000 Has al banquero del comercio de Madrid, Felipe Riera, Marqués de Casa Riera.
1.1.HACIA LA CONQUISTA DE LA MARISMA : “LOS INGLESES”
El gran conflicto segregacionista de la Isla Mayor del Guadalquivir se inicia con la formación de distintos grupos de poblamiento alejados del municipio matriz y con una base económica suficiente, no sólo para hacerlos subsistir, sino para crear una riqueza estable y fructífera. La formación de los primeros núcleos de población dentro de la estratégica ocupación de la marisma para el cultivo (ARROZ, principalmente) se sitúa en la década de los años veinte, con la formación de la compañía Islas del Guadalquivir o de los ingleses (25 de octubre de 1.926).
La escalonada conquista de la Isla Mayor concebida por la compañía inglesa durante la dictadura de Primo de Rivera se inició con una inversión de 20 millones de pesetas (capital suizo, inglés y español) ampliado más tarde a 40 millones para “…realizar la desecación y saneamiento de las marismas y terrenos pantanosos en las Islas y Marismas del río Guadalquivir…”
Esta sociedad, con una prodigiosa organización y un sorprendente despliegue de medios comenzó la creación de pequeños poblados -Dora o Colinas, Rincón de los Lirios, Alfonso XIII, Puntal, Veta de la Palma y Reina Victoria- y numerosas viviendas y dependencias diseminadas por toda la Isla Mayor. Se adentraron en la marisma con 68 km de carreteras, 54 km de ferrocarril de vía estrecha, 60 km de línea telefónica y 27 km de tendido eléctrico de alta tensión. A través del río Guadalquivir utilizaron la línea de vapores Sevilla-Sanlucar-Mar para comunicar la Isla Mayor con muelles estratégicamente enclavados en el Mármol, Mínima, Punta de la Lisa, San Carlos y Reina Victoria.
1.2.EL POBLADO ALFONSO XIII: SETENTA Y UN AÑOS DE HISTORIA.
El 3 de mayo de 1.928 el rey Alfonso XIII funda este poblado situado en la Veta de la Senda, a orillas del canal del Mármol con el objetivo de llegar a ser el principal núcleo de población de la Isla Mayor. Fue diseñado como cualquier pueblo típicamente andaluz por el arquitecto Sr. Talavera con una calle principal -la calle Real-y varias calles secundarias, una iglesia o edificio central y su plaza. Al final de la calle Real fueron proyectados todos los servicios públicos necesarios (escuelas, jardín de infancia, botiquín de urgencia,…). Este diseño nos hace pensar en la intención de crear verdaderos pueblos o núcleos de población que evitaran el largo desplazamiento de las masas obreras al municipio matriz, aunque esta desenraizada población siguió depen diendo de otras localidades para su aprovisionamiento.

1.3. EL PUNTAL: LUGAR ESTRATÉGICO EN LA ISLA MAYOR.
El Puntal, situado cerca de los desaparecidos caños de Maquique, a orillas del brazo de río llamado de los Jerónimos y lindando con la Isla Mínima, fue elegido por esta sociedad para situar una estación de bombeo encargada de desecar estos terrenos salinos. El colector de Casa Riera sería posteriormente la arteria central de todo el sistema de desagüe de la zona norte. En el Puntal existían algunas construcciones, cantina, choza del guarda,…
1.4.PRIMER FRACASO COLONIZADOR.
Esta estructura de la Isla Mayor del Guadalquivir, destinada desde sus comienzos a la explotación económica, permitió la colonización de unas tierras dedicadas tradicionalmente a la ganadería. Pero todo el desarrollo inicial con una inversión aproximada de más de cincuenta millones de pesetas durante el primer ejercicio de la compañía tuvo resultados económicos muy negativos y se llegó a abandonar la explotación agrícola para tomar el sendero de la especulación. Todo ello agravado por la conflictivi-dad social agudizada en tiempos de la República.
1.5.LA REPÚBLICA: RELEVO DE LA CHISPALENSE Y NUEVO IMPULSO
COLONIZADOR.
El 19 de abril de 1.930 se constituye la “Compañía de Valoración de Marismas, S.A.” que toma el relevo de la sociedad “Islas del Guadalquivir”. El poblado Alfonso XIII, llamado entonces Villa Guadiamar se constituyó en el centro de una zona de colonización constituida por 150 viviendas y sus respectivas parcelas. El resto de los poblados seguía manteniendo la misma estructura. Existían además barracones de albergue para obreros, almacenes, talleres,… Seguía en pie toda la organización anteriormente elaborada: muelles, carreteras, ferrocarril, redes eléctricas y telefónicas,…Y la nueva sociedad continuó el cultivo del arroz, iniciado por los ingleses de forma experimental, del algodón y del trigo, preferentemente.
66
CP. FLORENTINA BOU
1.6.
SIGUIENTE FRACASO COLONIZADOR DE LA ISLA MAYOR.
El ambiente social adquirió un giro de extrema conflictividad. Ante protestas, huelgas e incumplimientos de contratos de los colonos, la compañía paralizó toda su actividad, cortando el suministro de agua y volviendo a la tradicional explotación ganadera de la Isla Mayor (1.932).
• ” •
Todos los poblados de esta marisma que aspiraban a un venturoso futuro, envueltos siempre, en la especulación financiera de las sucesivas compañías, quedaron sumergidos en el hambre, la enfermedad (paludismo), el aislamiento, …

El 16 de junio de 1.932 el Ayuntamiento de La Puebla del Río comunicaba a la Secretaría del Ministerio de Gobernación el siguiente escrito: “La Isla Mayor, convenientemente colonizada y cultivada, constituiría una gran explotación agrícola, donde tendrían constante ocupación los braceros del pueblo, solucionando la grave crisis de falta de puestos de trabajo”.
Pero la población del municipio matriz empezaba ya a mostrar su desconfianza ante los sucesivos fracasos colonizadores de la Isla Mayor.
1.7. PARALIZACIÓN DEL PROCESO COLONIZADOR. “ISMAGSA”.
El 6 de abril de 1.934 una nueva compañía, “Isla Mayor del Guadalquivir S.A.”, realizó un balance desolador de sus nuevas pertenencias. Todas las obras de infraestructura estaban notablemente deterioradas, las comunicaciones habían sufrido un total abandono (caminos en pésimas condiciones, vía férrea reducida a 15 km, muelles inservibles, poblados que deparaban un aspecto casi desierto -en el Rincón de los Lirios quedaban un almacén y nueve barracas; en Alfonso XIII una iglesia convertida en almacén, otro almacén y casas de colonos descuidadas; en El Puntal un molino arrocero, unos almacenes, una agencia de trabajo, unas oficinas, una cantina y una choza del guarda; en Reina Victoria un almacén y diseminadas por la marisma 146 casas de colonos y tres barracones, casi todo en lamentables condiciones de conservación.
Los hatos, refugios propios de una actividad eminentemente ganadera, volvieron a extenderse por toda la Isla Mayor.
Mientras esta población que no podía considerarse autóctona del lugar se sumergía en una lucha ideológica y activa -fuerte movimiento anarquista y socialista- contra el poder establecido (individualismo, caciquismo, paro, …)

Durante la Guerra Civil española aumentó la extensión de la marisma improductiva aunque dentro de esta atmósfera de horroi\y miseria, continuó el cultivo del arroz en pequeñas zonas como el Rincón de los Lirios con enormes dificultades (escasez de semillas, abonos, óbfe-ros cualificados, …).
1.8.”R. BECA Y COMPAÑÍA, S.L. INDUSTRIAS AGRÍCOLAS”. NUEVO DESARROLLO COLONIZADOR. EL MONOCULTIVO DEL ARROZ.
Cuando la Isla Mayor seguía siendo dominio de la sociedad “Ismagsa” (con capital en su mayor parte extranjero y accionistas huidos durante la república) apareció la compañía “R. Beca S.L. Industrias Agrícolas” dedicada en principio a la exportación de aceitunas en Alcalá de Guadaira.
El general Queipo de Llano requirió a “Ismagsa” para poner en explotación de nuevo la Isla Mayor, utilizando preferentemente el cultivo del arroz y así poder satisfacer las necesidades de la zona ocupada. Pero esta sociedad “falta de fe, entusiasmo y dinero, por sus experiencias anteriores no pudo o no quiso llevar a cabo los planes propuestos” . Es entonces, cuando Rafael Beca Mateos, elegido por el general en acuerdo con el Gobernador Civil de Sevilla, Pedro Parias y González, arrienda parte de la Isla Mayor a “Ismagsa” en 1.937 y reanuda el cultivo de 700 Has de arroz.
CP. FLORENTINA BOU
El 25 de noviembre de 1.940 los estudios y trabajos para colonizar las tierras del estuario del Guadalquivir son declaradas de interés nacional.
Este decreto representaba un decidido impulso para conseguir la colonización de los terrenos de marismas de las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva.
En 1.942 la nueva sociedad aportando un capital de dos millones de pesetas y comprando una gran mayoría de las acciones de Ismagsa” se convierte en nueva propietaria de estas tierras, excluyendo algunos dominios.
El nuevo impulso colonizador había nacido con la visita del general Franco en 1.939, la construcción de un nuevo poblado – Queipo de Llano -, y de una fábrica de papel, el proyecto de convertir más de 30.000 Has en zona de regadío (arroz), …
Utilizando una población afanada en huir de tanta muerte y desesperanza, en constante flujo y reflujo, sufriendo resignadamente su carga de inestabilidad en el trabajo y falta de adaptación al nuevo cultivo, junto con una fuerte inmigración levantina.
1.9. EL INSTITUTO NACIONAL DE LA VIVIENDA. EDIFICACIONES PARA EL NUEVO PROYECTO COLONIZADOR DE LA COMPAÑÍA
“R. BECA, SL.”.
Esta sociedad se basó en el provecto de infraestructura realizado por la compañía “Islas del Guadalquivir” y realizó una labor de reconstrucción en algunos casos y ampliación en otros. Así, en diciembre de 1.941 el “Instituto Nacional de la Vivienda” confecciona un anteproyecto de construcción o ampliación de cuatro poblados en la Isla Mayor del Guadalquivir con un presupuesto total de 16.533.300 ptas – Alfonso XIII (5.047.800 ptas), Puntal (4.420.500 ptas) y los nuevos poblados de San
Isidro (2.480.800 ptas) y Queipo de Llano (4.584.200 ptas).

En el proyecto presentado en enero de 1.942 quedan expuestas las ineludibles características y necesidades de este marco geográfico:
-Notable aumento de zonas de regadío y mano de obra.
-Inestabilidad en el trabajo e inadaptación al cultivo.
-larga distancia de los pueblos mas cercanos.
-Barracones-dormitorios incómodos y sin higiene.
-Proliferación de trabajadores incolocados.
-Llegada de unos setenta colonos valencianos. Los directores técnicos del I.N.V., Alberto Balbontín de Orta y Antonio Delgado Roig planearon dotar estos poblados de “aquellos edificios propios y necesarios para las más elementales necesidades de la vida religiosa y social”.
1.10. LA LLEGADA DE LOS VALENCIANOS. OBREROS CUALIFICADOS
EN EL CULTIVO DEL ARROZ.
La compañía “Islas del Guadalquivir S.A.” realizó cultivos experimentales de arroz y contrató a través de su oficina de Colonización y Arriendo diversas cuadrillas de valencianos llegados únicamente para realizar tareas propias de dicha planta y regresar a sus lugares de origen al finalizar la temporada.
Ramón Ferrando Allepuz, conocido popularmente—como Ramón “el valenciano” llegó a la Isla Mayor a finales de los años veinte, se estableció en Coria del Río y posteriormente en una de las primeras casas del recién inaugurado poblado Alfonso XIII y nunca regresó a su pueblo natal de Benifayó.
Fue capataz y hombre de confianza de R. Beca Mateos y la persona elegida para viajar a Italia en busca de semillas de arroz para la plantación en la Isla Mayor.
Pero el verdadero movimiento inmigrador del levante español se produjo en 1.942 atraído por la incipiente riqueza del arrozal marismeño, con la alentadora idea de acceder a la propiedad de la tierra y dirigido por Rafael Beca Mateos y las autoridades del momento. Llegaron las tres primeras familias valencianas en 1.942 y 1.943, dos de ellas procedentes de Masanasa y alentadas por el alcalde de Valencia, Conde de Trenor. Pero la mayor afluencia se produce en 1.948 con la llegada de 35 familias originarias de Sueca. Fieles testigos de este flujo de mano
71
25 ANIVERSARIO
especializada en el cultivo arrocero son los apellidos: Navarro, Castelló, García Meseguer, Moscad, Grau, Viel, Fos, Roger, Visquert,…
1.11.PROYECTO DE AMPLIACIÓN DEL POBLADO ALFONSO XIII.
En marzo de 1.942 el I.N.V. presentó el proyecto de construcción de 138 viviendas crecederas como ampliación a este poblado iniciado por la sociedad “Islas del Guadalquivir S.A.”.
Alfonso XIII, situado a ambos lados del canal del Mármol, “en cuyas márgenes se creará un paseo arbolado, tendrá sus calles orientadas en la misma dirección que dicho canal y respetando el trazado anterior (orientación sur-este).
Los edificios públicos irán situados al lado de la iglesia y todo el caserío estará alejado 100 mts de la carretera… Tendrá los mismos edificios que cualquier pueblo andaluz -ayuntamiento, escuelas para 110 alumnos, matadero, economato-comedor-cantina, posada apeadero, lavadero, fuentes de agua potable, descansadero de ganado y era de trilla, abrevaderos, campo de deportes”.Proyectado para una población de 880 habitantes, 300 obreros eventuales, 129 colonos, 4 comerciantes, 5 artesanos y 4 profesionales. Para su realización se expropiarán 879 Has de terreno de la compañía “Ismagsa”.
Este poblado, situado en la tangencia de la carretera general con el Brazo de los Jerónimos tenía una serie de construcciones de la compañía (molino de arroz, fábrica de papel, almacenes y secaderos, …) pero no seguía un trazado urbanístico previamente concebido para tener la configuración de un pueblo bien definido.
En una zona inicial de 565 Has se realizó el siguiente estudio del I.N.V. (cubierto en dos etapas) :
Programa Inicial Integral Total
1.12. PROYECTO DE POBLADO EN EL PUNT.
Habitantes Obreros eventuales Colonos Industriales Artesanos
500 200 63 25 2
500 200
63 25 2
1.000
400 126 50 4
72
CP. FLORENTINA BOU
Comerciantes Total de viviendas Gañanías
Economato-cantina Campo de deportes Fuentes Lavaderos Descansadero y era Abrevadero
3 93 4 1 1 3 15 1 3
3
93 4
1
15
6 186
8 1 1
4 30
1
3
1.13.PROYECTO DE POBLADO QUEIPO DE LLANO. “LA FUNDACIÓN AGRÍCOLA QUEIPO DE LLANO”.
El poblado Queipo de Llano, a orillas del brazo de los Jerónimos y lindando con la Isla Mínima fue el núcleo más alejado, marisma adentro, puesto que no se fomentó la expansión del poblado Reina Victoria. Fue fundado sobre los años cuarenta y posteriormente ampliado por “la fundación agrícola Queipo de Llano” (1.946), representada por Manuel Lobo López. Algo distanciado del poblado se construyeron 30 viviendas y un grupo escolar.
1.14. LA EXPANSIÓN DEL PUNTAL.PROYECTOS NO REALIZADOS
POR EL I.N.V.
En enero de 1.950 Rafael Beca Mateos comunicó al LN.V. que “con las viviendas en construcción … estaban suficientemente atendidas las necesidades de dicho poblado (Puntal) o zona, por lo que estimaba que la expropiación de terrenos debía reducirse al que se considerase necesario para las viviendas en construcción y su zona de huertos familiares”.
De este modo se redujo el proyecto del poblado Puntal a las 93 casas en construcción (1.952) y se solicitó que las viviendas que quedaban por edificar en el poblado Alfonso XIII fuesen realizadas en el Puntal (Julio de
El poblado Puntal, claramente favorecido para ser el nuevo centro pobla-cional de la Isla Mayor, tuvo un valor total, según cifras del I.N.V., de
1.952).
aportaba el 10%,es decir 541.356,37 pesetas, el resto lo cubrían la prima a la construcción del I.N.V. (20%) y un préstamo al 4% junto con un anticipo sin interés del I.N.V.(40% del total).
A partir de 1.953 se van sucediendo los proyectos de obras en este poblado llamado ahora “Villa Franco”, en honor al general tras su visita a la Isla Mayor. En el informe del I.N.V. se deduce que es el de más rápido crecimiento debido a su situación céntrica, su proximidad al río y sus instalaciones industriales en pleno desarrollo. En este mismo año se proyecta la construcción de 11 viviendas y un edificio para establecimiento bancario y vivienda de la Caja de Ahorros del Monte de Piedad.
Posteriormente se planifican 24 viviendas para obreros agrícolas, 100 viviendas rurales en Maquique (1.957) , un cementerio (1.959) situado en una zona inmediata a la carretera entre Villafranco y Alfonso XIII, alejado a uno o dos km del Puntal y a 500 mts de la carretera – posiblemente en la Abundancia.
La población de la Isla Mayor que ya superaba los 5.000 habitantes siguió padeciendo resignadamente el carácter meramente especulativo de muchos de los proyectos como el concebido como poblado “San Isidro” (5 de marzo de 1.942) situado imaginariamente en una zona ligeramente elevada, con el mismo nombre y que debía extenderse entre los canales principales. En una primera etapa se construirían 70 viviendas para una supuesta población de 445 habitantes y 200 obreros eventuales y finalmente una segunda etapa de 98 viviendas para una población de 1.075 habitantes y 200 obreros eventuales. Nunca llegó a realizarse este poblado proyectado con los mismos criterios que el de Alfonso XIII, en una zona expropiada de 445 Has.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Información local, Nacional, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Historia de Isla Mayor antes de la segregación.

  1. espacio libertario dijo:

    nos gustaria se pusiera en contacto con nosotros para agradecerle el incluir en su pagina un enlace a nuestro blog

  2. jesús dijo:

    He descubierto vuestro blog por la red. Y quería invitaros a conocer la revista Utopía. La revista Utopía (http://revista-utopia.blogspot.com/) es una revista cuyo objetivo fundamental es escuchar un discurso diferente. En ella participan multitud de colectivos y grupos sociales que desean expresar su opinión sobre el mundo actual. Si estáis interesados en participar con nosotros podéis hacerlo a través del correo electrónico martinostios@hotmail.com. Enhorabuena por vuestro trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s