La crisis es para los trabajadores

Chury: Tú sabes Petras que siempre hay una pregunta inicial que nos interesa y mucho porque ahí se apuntan adelantos muy importantes del trabajo que tú realizas, ¿qué es lo que estás analizando en este momento?

Petras: Primero hemos hecho alguna encuesta últimamente, la semana pasada, sobre el problema de la crisis económica y los efectos que ha tenido últimamente entre las fuerzas de trabajo. Los resultados muestran que la mayoría de los trabajadores en vez de ver un pequeño repunte hablan de que la crisis actualmente, en agosto de 2010, es peor que hace un año. La segunda respuesta es que no ven ninguna recuperación para los siguientes cinco años. No solamente sienten efectivamente que la crisis económica es peor, sino que además no tienen ninguna visión de mejora. Frente a esta situación hay enormes descontentos, particularmente para los de centro izquierda o los que votaron al partido demócrata. No ven la obligación de votar a pesar de que la derecha dura está presentando candidatos muy anti-obreros y muy a la derecha del derechismo actual en la Casa Blanca. Ésa es la primera parte de la encuesta.

La segunda parte de la encuesta es que hemos revisado las respuestas de las empresas más grandes del país y la gran mayoría declaran que los primeros seis meses, los primeros dos trimestres, han tenido ganancias superiores a las que tenían antes de la crisis.

Hay dos factores entonces, uno es que la situación económica está peor para los trabajadores y por otro lado las ganancias están subiendo. La conclusión es que cuando hablamos de la crisis en los Estados Unidos no es una crisis de las ganancias de las grandes empresas, la tasa de ganancia está creciendo simplemente por el hecho de que utilizan menos mano de obra con menos costos para producir suficiente mercancía para levantar las ganancias.

Hay crisis profunda para los trabajadores mientras las empresas grandes muestran su capacidad de conseguir mayores ganancias.

Ahora, un argumento es que estas ganancias son coyunturales porque de fondo están utilizando inversiones existentes y concentrando la explotación, intensificando la explotación, y hay límites en eso. Cuando baja la tasa de ganancia los inversores aprietan a los obreros al máximo y recortan los trabajos de empleados públicos. Ya han expulsado a más de un millón de trabajadores públicos en el último período, de educación, de salud, etc., eso no puede continuar porque la desocupación y subocupación que ahora está entre 20 y 25% no puede sostener la compra necesaria para realizar las ganancias.

Podríamos decir que en el próximo período ese repunte de la ganancia va a terminar porque el capital no está haciendo nuevas inversiones. Dicen que como el mercado está restringido no vamos a invertir. Y si no invierten no hay empleo y no hay mayor consumo. Es un círculo vicioso típico del capitalismo.

Esa es la primera observación que tengo esta semana.

La segunda es sobre el hecho que ha destacado Radio Centenario sobre la corrupción en Uruguay, sobre la construcción de casas prefabricadas en Venezuela donde están implicados el oficialismo del FA y del gobierno de centro izquierda. Hay una estafa en el proyecto que implica a oficiales, diputados y senadores de los Tupamaros.

No quiero comentar en profundidad sobre este asunto de Uruguay pero sí decir que uno de los problemas que enfrenta el centro izquierda en general, más allá del caso que citamos en el Uruguay, es el factor de corrupción. Han afectado a Brasil en gran escala recibiendo sobornos de los contratistas, manejando fondos clandestinos para financiar las campañas electorales.

Incluso este factor de corrupción está facilitando un resurgimiento de la derecha. La derecha no ofrece nada nuevo pero sí adopta una postura moralista para atraer el apoyo de las clases media y también perjudican el ánimo de los trabajadores que votan, y aquí actúan en favor del centro izquierda.

¿Por qué hay tanta corrupción entre diferentes regímenes de centro izquierda? En parte es porque cada vez más el centro izquierda no depende de las reformas que deben realizar para atraer el voto popular, porque están comprometidos con los capitalistas. Ese compromiso implica que van a abandonar los programas reformistas del pasado. Pero para ganar unos votos ahora necesitan dinero para proyectar imágenes en la televisión y campañas publicitarias costosas. Estas campañas implican dinero, implican conseguir dinero de cualquier fuente, llegar y llegar de cualquier sector que está dispuesto a financiarlos. Para recibir ese financiamiento de las clases acomodadas tiene que ofrecer alguna compensación y esa compensación a veces está fuera de la ley.

Ése me parece uno de los círculos viciosos que está debilitando el centro izquierda desde adentro y no simplemente por los ataques de la derecha.

Algunos de los peores enemigos del centro izquierda son sus propios líderes, sus propios oficiales que han adoptado posiciones de frentes prácticamente de corrupción.

Chury: Para cerrar este tema sobre las viviendas en Uruguay porque este es un dato de una información precisamente originada en Venezuela que dice; La Contraloría venezolana denunció fallas en el acuerdo firmado con Uruguay para la venta de viviendas prefabricadas, según el contralor general de Venezuela de las 12.000 viviendas que compró el gobierno de Chávez a Uruguay se construyeron sólo once pese que Venezuela entregó un anticipo de 70 millones de dólares. Creo que en la cápita de la noticia aclara ya toda otra duda que pueda existir…

Petras: Tenemos frente a nosotros en el próximo mes elecciones legislativas en Venezuela, que son muy importantes porque el gobierno venezolano necesita tener un 66% del Congreso para que no haya manera que la oposición puede utilizar 1/3 del voto para obstaculizar los programas del Presidente Chávez.

En esta situación hay un par de factores importantes que debemos examinar: Primero es que la oposición recibió más de 50 millones de dólares del gobierno de los EEUU hasta ahora y obviamente va a recibir más para su campaña utilizando organizaciones de fachada para conseguir este dinero.

Éste es un factor importante. La derecha está en una campaña de denunciar la corrupción, y la corrupción es un problema en Venezuela, pero no comenzó con el gobierno de Chávez. Hay que recordar que el ex Presidente Carlos Andrés Pérez fue condenado a cárcel por robar más de 10 millones de dólares, y era el mayor representante de la derecha.

La gente entiende que hay corrupción ahora, pero también reconoce que la oposición, incluso algunos gobernadores, de la derecha ha cometido fraude. Pero en todo caso, una debilidad que enfrenta la campaña de la izquierda es este problema de la corrupción.

El segundo tema es la crisis económica en Venezuela que todavía está en marcha, la recesión ha bajado la tasa de crecimiento en los últimos meses a un nivel negativo. Si el gobierno no puede contrastar los efectos de la crisis con una inyección de inversiones impactantes en el corto plazo va provocar una abstención. La derecha no va a ganar el voto popular si no se beneficia de la política de abstención.

En todo caso los grandes medios van a anunciar un enorme avance de la derecha y es inevitable, ¿por qué?, porque actualmente la oposición tiene cero representación en la Asamblea General porque boicoteó las elecciones anteriores.

Empezando a partir de cero y subir a un tercio de los legisladores va a ser un gran triunfo pero es un triunfo puramente estadístico, porque cualquier voto nuevo adicional es un avance. El nudo del problema no es que la derecha avanza. El nudo es hasta cuándo va a avanzar. Si consigue un 30% de votos es una derrota, si consiguieran un 40% sí es un avance, porque va más allá del voto típico que consiguieron en los últimas elecciones.

¿Por qué son tan importantes las elecciones en Venezuela? Porque Venezuela es la base para todo el avance social e integracionista en América Latina.

Si Venezuela sufre algún revés eso va a afectar no solamente a Venezuela sino a todas las fuerzas sociales en América Latina, el Caribe y Centroamérica .Porque cada gran salto en la nacionalización, en los consejos de poder popular, tiene un impacto sobre la política en Brasil, Argentina, Uruguay, etc. Es un ejemplo de las posibilidades y las metas para todos y sirve también para presionar a algunos gobiernos vacilantes de centro izquierda para que por lo menos tomen alguna medida de compensación.

También Venezuela, con su posición claramente antiimperialista es una gran presión sobre los gobiernos de centro izquierda a no hacer concesiones hacia el imperialismo. Mientras Venezuela existe con Chávez presionando por una posición integracionista y excluyendo a EEUU los gobiernos de centro izquierda están bajo esta presión de por lo menos poner distancia con Washington. Por esta razón las elecciones legislativas el 26 de septiembre en Venezuela tienen una importancia histórica para nuestro continente.

Chury: Nos ha parecido muy bueno el panorama.

Te agradecemos y enviamos un gran abrazo desde Uruguay.

Nos reencontramos el próximo lunes.

Petras: Un abrazo para los oyentes y para el equipo de Radio Centenario.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Internacional, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s